Etiquetas

,

Fuente: Revista El Summum, mayo, 2012.

España sufre la peor crisis económica de los últimos 70 años. La tristeza y el miedo paralizan a sus ciudadanos…a todos excepto a un grupo de trabajadores que han resistido al cambio durante décadas. Son los últimos supervivientes de un estilo de vida y cultura obrera que casi se ha extinguido en Europa.

Más de 4.000 mineros declaran una huelga indefinida contra los recortes históricos aprobados por el gobierno. Organizan a diario protestas de todo tipo para lograr la atención del gobierno: cortan carreteras, se encierran a 700 metros de profundidad, andan 500 kilómetros hasta Madrid…la mayoría métodos de protesta y organización de otra época, que ya no emplean otros colectivos.

El gobierno no reacciona a sus protestas pero empiezan a encontrar apoyo en sus mujeres, sus vecinos y millones de trabajadores de todo el país. Los mineros despiertan otra vez la esperanza de un país deprimido. Pero ya nada es como antes…ni siquiera los supervivientes del último movimiento obrero.

Leer artículo completo en El Summun.

Anuncios